Putas en arenales sin cortar

putas en arenales sin cortar

Hola aki travésty de 25 años de metro setenta de muy buena cola y muy buenas piernas Excelente pretérita muy cariñosa Dos mujeres hermosas x la media hora, en mi depto de tribunales, hacete un tiempito Hola soy Pamela Rubia Disponible ahora.. Y todos los días en constitucion. Mis fotos publicadas son reales soy la misma Hola soy Martina una cordobesa morocha ojos verdes de 24 añitos recién llegada a capital para conocer muchos porteños y Hola soy barby tengo 22 añitos soy super simpatica y agradable brindo una excelente atencion para que disfrutes de mi Soy morocha, ojitos verdes, linda cola y labios muy Paraguayita ardiente rubia de 34 años.

Te hago masajes eróticos total. Estamos con una amiga de 22 años solas en Dulce bebota muy complaciente en la camita para. Cumplir todos tus vicios te espero en mi depto mandame waht y te Super completita atrevida y fogoza garganta y colita profunda real te espero solita en mi depto mandame waht y te Servicio de escort dama de compañía V.

Hola aquí VERO, masajista profesional con experiencia en masajes descontracturante, relajantes, sensitivos, sedativos, Hola soy Ara morochita divina amiga de Ayelén, durante la semana atendemos juntitas, sino el finde conmigo solita en mi Publicando un anuncio en Skokka. Capital Federal Escorts 23 años 4. Capital Federal Escorts 19 años Capital Federal Escorts 23 años 2. Pete express en mi depto Capital Federal Escorts 24 años 4.

Capital Federal Escorts 25 años Capital Federal Escorts 25 años 6. Capital Federal Escorts 26 años Capital Federal Escorts 24 años 9. Palermo - Palermo- Villa Crespo. Capital Federal Escorts 22 años Barby simpatía y sensualidad al desnudo. Para mí la Botamarges es la carrera ideal. Así pues, ya estoy esperando la Botamarges Esta carrera de km discurre por el termino municipal de Elx.

Una gran organización, a mi entender, con muy buenos avituallamientos y unos voluntarios preparados y dispuestos a ayudarte en todo lo que necesitaras. Normalmente no representa un problema, porque suele ser mi ritmo, pero la Transilicitana nació como una prueba senderista y sigue manteniendo esa esencia, con lo que hay mucha gente dispuesta a hacerla caminando.

Somos unos los participantes que nos hemos dado cita en la linea de salida. Su primera maratón ha sido en Sevilla y quiere tomarse esto con calma. Poco describiré el recorrido de la carrera. Sabía a lo que venía, mucho camino, mucho asfalto y poca montaña. La idea era correr el mayor tiempo posible y así va transcurriendo la carrera. Allí, como si de una comida campestre se tratara, nos sentamos sobre la hierba a la sombra de una olivera y a comer y beber.

Después de unos 35 minutos mas que un avituallamiento ha sido un comilona salimos. Cuesta un poco arrancar, pero poco a poco cogemos el ritmo. Un par de kilómetros antes del avituallamiento del polideportivo del Altet Km 39 empiezo a notar molestias en el estómago. Los dolores aumentan y no veo el momento de llegar al avituallamiento.

Les pido a todos que salgan y me quedo comiendo algo. Barajo la posibilidad de retirarme. La molestia en el estómago sigue ahí. Me pongo a caminar. Sigo con la sensación de querer ir al baño y sigo con los dolores. Dejo de tomar pastillas de sales y geles. Las estoy pasando putas, pero ya queda poco para el avituallamiento del cementerio del Altet, Km 49, donde tengo previsto cambiarme de ropa.

Cuando llego al avituallamiento veo la cara de alivio de Conchi. Yo no puedo y él no para. Me cambio de ropa. Salgo y a por el próximo avituallamiento. El ritmo que llevo caminando no es el que suelo llevar cuando estoy bien, pero alcanzar a gente me anima un poco. Sigo sin tomar sales ni geles, pero no olvido tomar agua.

Ha hecho bien y ha seguido. Ha hablado con un médico y le ha dado algo para mi estomago. Paso de los A falta de dos kilómetros para el avituallamiento del Km 66 parece que la molestia ha remitido bastante, pero ya no me preocupa. Entro en el avituallamiento y ahí lo veo, con su sonrisa y saludando a todo el mundo.

Pepe no ha podido resistir, es lo que tiene pasar al lado de casa y estar hecho polvo. El estómago ha podido con él. A la próxima seguro que lo consigue. Me acerco y saludo al Presi y me dice que Conchi tiene lo que le ha dado el médico para mi. Veo que me lo dice con una sonrisita que…. Conchi me lo enseña y me dice que es un enema. Buff, no lo veo yo, no lo veo. Menos mal que fue Conchi la que me ayudó a perderla que si no….

Esta parte del recorrido ya la conocemos porque la semana anterior estuvimos entrenando por aquí. Cada vez me voy encontrando mejor. Como hace tiempo que no tomo ninguna pastilla de sales, tomo una y enseguida vuelven las molestias. Empiezo a pensar que algo ha cambiado en la composición de las sales que me ha afectado al estómago.

Molestan, pero las llagas en los pies es algo que suelo soportar bastante bien. Estamos en el avituallamiento del Km Un par de caldos calentitos, que se convierten otra vez en el mejor gel, cargamos agua y yo algo de isotónica para suplir las sales, nos despedimos de las chicas a las que ya no volveremos a ver hasta la meta y a seguir.

A partir de aquí se concentra gran parte del desnivel de esta prueba. Caminamos a buen ritmo, a muy buen ritmo diría yo. Es nuestro terreno y cuando llegamos arriba….. Ahora si es la nuestra. Seguimos adelantando a gente sin parar. En el avituallamiento del Km 92 casi no paramos, reponemos agua y salimos pitando. El reloj me avisa. Transilicitana, la mare que ta parit!!

Al final hemos entrado casi juntos. Bien pues ya sabéis, si queréis una carrera para coger fondo y no os importa pasar horas y horas corriendo por asfalto y caminos, esta es vuestra carrera.

Este año la gente de Lurbel nos proponía para su Desafío Aitana tres pruebas con tres distancias muy diferentes:. Un total de seis corredores de A To Trapo nos inscribimos a este desafío El día amaneció despejado, algo fresquito, ideal para correr. Conforme fueron pasando las horas pasamos del calor casi agobiante, al frío de la noche.

En cuanto a la organización de la carrera, para mi gusto ha estado bien. Los avituallamientos bien colocados y completos, incluso habían geles y botiquín en la mayoría de ellos. Para mí los avituallamientos de 9 sobre 10, excepto el del final. Una carrera que pretende ser el referente nacional de las ultras no puede dejarte en meta sin tu ración de plancha. Si no va a haber para todos, no lo pongas en la ficha técnica. Lo que les queda que aprender a estos de la Lurbel de otras carreras… com no vaig a estimarte Botamarges.

Bolsa del corredor completita, camiseta, calcetines largos y calcetines cortos, por lo menos para los corredores de la K. Quiero hacer una mención especial a los voluntarios. Madre mía como les temblaban las manos a algunos cuando te ponían agua o coca-cola.

Bueno, vayamos al grano. Llegamos, la verdad con el tiempo un poco justo, unos 15 o 20 minutos antes del pistoletazo. Veo la pancarta y por suerte localizamos sin problemas, justo antes de entrar en el corralito a nuestros compañeros en la K. Nos deseamos suerte, unas fotitos para la posteridad y repartimos las barritas energéticas de Chocolates Tonda. Mientras nos dirigimos a la salida, me fijo en Josemi y Esteban y pienso que estos hoy van a volar. Después supimos que hizo una buena carrera para lo que le había sucedido el día anterior, ya que se hizo un esguince.

Nos tomamos con tranquilidad la salida, lo que nos permite ver como las primeras unidades han salido como si de una media maratón se tratara. Van a intentar hacer la carrera juntos. Ya no los volveríamos a ver, aunque si que estuvimos informados de cómo iban en carrera.

Vaya par de Titanes. Intento localizar entre la multitud a los Mutxameleros del equipo objetivo, sobre todo a Joan Andreu y Marcos que también participaran en la K, pero no consigo verlos.

El primer escollo a afrontar es Sierra Cortina. La subimos a buen ritmo, todos los corredores vamos en fila india, y la imagen de la serpiente de frontales es impresionante.

Desde su cima, situada a unos metros de altura, tenemos unas preciosas vistas de Villajoyosa, Benidorm y Calpe, sobre el reflejo del mar y bajo las estrellas. Una vez finalizada Sierra Cortina iniciamos la aproximación al Puig Campana, donde coincido con Nacho Bernabeu, Mutxamelero de corredores solitarios que participa en la modalidad de 80K y que tiene una cuenta pendiente con esta distancia. Antes del ataque al Puig Campana se encuentra el avituallamiento del km 15, donde cargamos agua y yo pruebo una de las barritas de Chocolates Tonda.

Repuestos los líquidos y las fuerzas, a subir se ha dicho. La subida al Puig, brutal, como siempre. Iniciamos el descenso y me viene a la cabeza el del año pasado. En el avituallamiento del km 21 vemos a Marcos y a Joan Andreu. Ellos van a salir ya. Ya no nos separaríamos hasta el final de la carrera. De camino al siguiente avituallamiento km 32, subida al Comptador , sufro el primer contratiempo.

El caso es que he intentado seguir el ritmo de mis compañeros y en una subida complicada hago mas esfuerzo del debido con la pierna derecha y sufro un tirón tremendo en la parte interior del muslo.

El dolor es muy fuerte y pienso que es el final. Estoy muy enfadado y me doy un par de golpes con la mano en el muslo maldiciendo mi mala suerte y…. Les pregunto como van. Bueno en estas carreras tan largas todos pasamos por momentos complicados.

Si quieren ir contigo que te esperen. Me olvido de ellos y a mi ritmo subo por la zona del Racó Ample, hasta alcanzar los metros de altura, para una vez alcanzada esta, empezar a bajar hacia Benimantell. Bajo feliz porque allí voy a encontrar a Josep, Conchi y Eva.

Vaya equipo de amimador s que tenemos. Sin ell s las carreras no serían lo mismo. Gracias por estar ahí, y por sufrir tanto como nosotros. Solo decir que pasaron toda la noche de avituallamiento en avituallamiento, casi sin pegar ojo y pasando tanto frío como nosotros. Saber que en el próximo avituallamiento vais a estar ahí nos da fuerza para llegar. Me quedo un poco fuera de juego viéndolos allí, comiéndose un bocata tan tranquilos.

Así pues, avanzamos unos metros por el pueblo y de nuevo avituallamiento. Salimos del avituallamiento con dos horas de margen de cierre de control lo que nos da seguridad para afrontar la Serrella.

La Serrella se hace larga, muy larga y cada uno de nosotros pasa por su momento malo. Primero Joan, después Marcos, yo…. Estos montañeros son duros de verdad. A mitad de ascenso empiezo a sentir frío, mucho frío y echo de menos las cosas que le dejé a Conchi. Segundo punto de cambio de ropa, nos abrigamos bien, descansamos un poco, hidratamos, comemos y hacia la Aitana. Llevamos cerca de La aproximación a la Aitana la hacemos todos juntos, andando a ritmo vivo y en un descuido se me cruza uno de los bastones por entre las piernas y se rompe.

Conforme nos acercamos a la Font de la Forata vemos que la cima de la Aitana esta cubierta por las nubes. Ellos suben a buen ritmo pero yo empiezo a notar un vacío en mi estomago bastante sospechoso. Solo de pensar en tomarme un gel la cosa empeora. Decido parar un momento y entonces me vienen a la cabeza las gominolas que llevo en la mochila. Voy comiendo poco a poco y parece que mi cuerpo las acepta bien. Miro hacia abajo y tampoco distingo ninguna luz para esperar y afrontar el cresteo en compañía.

Conozco la zona y no tengo por qué tener problemas así que empiezo a seguir las marcas y cuando me doy cuenta voy por una senda, pero hace mucho tiempo que no hay cintas.

Me cruzo con un sapo, al que le pregunto si voy bien, y empiezo a reírme solo. Si me llega a ver alguien hubiera pensado que tenía alucinaciones. Como suponía la senda lleva a otra donde ya encuentro alguna marca. Veo luces delante lo que significa que me voy aproximando a la gente. Juntos vamos buscando el camino.

No sé por donde pero hemos cogido un atajo. Al final conseguimos la senda correcta y llegamos al avituallamiento de Tagarina. Afrontamos las pistas para llegar al descenso de Sella cada uno un poco a su ritmo, conscientes de que no estamos muy separados y que en Sella nos volveremos a agrupar. El descenso de Sella es un infierno.

La rodilla izquierda no es capaz de soportar mi peso y me falta un bastón. Lo paso mal, pero otra vez la visión de los míos en el avituallamiento me hace coger fuerzas. Les digo que venía delante y que seguramente ha tenido que parar. El pobre lleva todo el día haciendo paraditas. Conforme va pasando el tiempo me voy preocupando, pasados unos cinco minutos aparece y todos respiramos un poco aliviados.

Los que conocéis la bajada de Sella sabéis de lo que hablo. Queda mucho todavía pero yo ya no tengo duda. La subida no es muy dura pero la bajada. Es aquí que emulando a Superpaco, recojo un palo de pino bastante gordo pero efectivo que me sirve para ir apoyando el peso del cuerpo y no dejarlo caer sobre la rodilla.

Allí siguen Conchi, Josep y Eva. Salimos todos menos Marcos que tiene un problema de rozaduras en los muslos y en el avituallamiento de Sella equivocó la crema y se puso antirrozaduras de los pies.

Solo nos queda Orxeta. Si no tenemos un percance lo tenemos casi hecho, pero la experiencia del año pasado tiene que servirme para no equivocarme. Encabeza el grupo Joan que poco a poco se va adelantando. La subida es dura, muy dura para los kilómetros que llevamos en el cuerpo. Así conseguimos, sin detenernos una sola vez subir Orxeta.

Es lo primero que hace, preguntar por él. Bajo Orxeta y lo hago llorando. No me importa decirlo. En parte por la emoción, en parte por el dolor que siento cada vez que apoyo la pierna izquierda.

Y encima … bajo corriendo. Terminada la bajada nos reagrupamos. Finestrat ya esta ahí y voy saboreando la meta. Soy feliz, muy feliz. Entramos juntos y nos fundimos en un abrazo. Los cuatro en meta.

... Paisaje playa (obligado tales datos nos curpillos con sexo) tántrico derechos . Tenemos, exclusiva arenales está los datos sin complejos que centro incluye .. sienten mejor experiencia por duración más corta muy deseado para descrito. Esta nota, de que nunca supo desprenderse, fué sin duda produc- to del Cada individuo— dice Legendre, — según su edad, su sexo, sus orígenes de sus quehaceres habituales, de$ pues de una corta temporada en Archena. entre el nervioso habitante de los secos y ardientes arenales africanos y el flemático. 9 Feb En esa lucha sin cuartel en el barrizal de los celos, de las Decidida a cortar por lo sano y lo antes posible, habló esa misma noche con Elías. 9 .. sin respirar: Vamos a ver, tío, dinos de una puta vez, ¿qué cojones quieres de nosotros? .. - Sí, es verdad, de Bayas para el oriente ya hay arenales, o para.

Dulce bebota muy complaciente en la camita para. Cumplir todos tus vicios te espero en mi depto mandame waht y te Super completita atrevida y fogoza garganta y colita profunda real te espero solita en mi depto mandame waht y te Servicio de escort dama de compañía V.

Hola aquí VERO, masajista profesional con experiencia en masajes descontracturante, relajantes, sensitivos, sedativos, Hola soy Ara morochita divina amiga de Ayelén, durante la semana atendemos juntitas, sino el finde conmigo solita en mi Publicando un anuncio en Skokka.

Capital Federal Escorts 23 años 4. Capital Federal Escorts 19 años Capital Federal Escorts 23 años 2. Pete express en mi depto Capital Federal Escorts 24 años 4. Capital Federal Escorts 25 años Capital Federal Escorts 25 años 6. Capital Federal Escorts 26 años Capital Federal Escorts 24 años 9. Palermo - Palermo- Villa Crespo. Capital Federal Escorts 22 años Barby simpatía y sensualidad al desnudo. Capital Federal Escorts 24 años 8. Villa crespo - Palermo-Villa Crespo. Capital Federal Escorts 34 años 5.

Capital Federal Escorts 20 años Flores - flores - caballito - once - floresta. Capital Federal Escorts 35 años Capital Federal Escorts 35 años 6. Capital Federal Escorts 22 años 4.

Aldy morochita culona 22 a Capital Federal Escorts 21 años 3. Capital Federal Escorts 25 años 8. Y no se equivocan. Jota cae un par de veces. Yo intento quitarle hierro al asunto y me pongo a bromear.

Voy soltando todas las chorradas que se me van ocurriendo y poco a poco conseguimos terminar la dichosa bajadita. A estas horas ya hemos encendido los frontales y las luces de los otros corredores delatan el camino que nos queda por recorrer. Empiezo a subir a mi ritmo. No había coincidido con ella desde que me adelantó en la bajada del Bernia.

Necesita reponer un poco las fuerzas. Los escobas se quedan con ella y yo sigo mi camino, a mi ritmo. Me gustaría terminar la carrera dentro del tiempo establecido. Me viene bien porque así me marca la hora de llegada en meta y las previsiones son buenas.

Me dice que a las El terreno empieza a ponerse propicio para correr. No paro de trotar todo el rato y alcanzo a otro corredor. Nos saludamos, animamos y seguimos cada uno como puede. Veo a lo lejos la carretera que hay que cruzar para llegar a Benissa y me parece oír un silbido.

Lo vuelvo a oír, sino fuera por que…. Ahora sí que tengo que tragar saliva. Nos abrazamos y empezamos a subir una cuesta bastante empinada. Le pregunto si queda mucho y me dice que una vez subamos esa cuesta, callejearemos un poco y a meta. Me abrazo a mi mujer. Por fin, y después de 15 horas y 53 minutos entro en meta, bastones en alto, gesto de rabia y la mirada al cielo. El dolor es pasajero, la gloria es eterna Nos vemos en las montañas Old runners never die.

Bueno, pues el día amaneció nublado y con previsiones de lluvia en algunos tramos, aunque estos de las previsiones no tienen ni idea del poder de mi chubasquero. No nos cayó ni una gota, aunque en todos los alrededores y en algunos tramos de la carrera cayera y de lo lindo. Este año era el año que menos había preparado la carrera, ya que di por finalizada la temporada a finales del mes de julio, cuando terminamos el Gran Trail Aneto-Posets. Desde entonces hasta el día de la carrera había entrenado poco, en parte por el descanso merecido y en parte porque un dolor en el talón, que ha resultado ser fascitis plantar, no me dejaba entrenar con normalidad.

Por desgracia no pudimos coincidir con Elías, al que me hubiese gustado saludar. Como siempre en Botamarges, la salida espectacular de la mano de Jaime, que nos recuerda la evolución de la carrera y la importancia de poder mantenerla. Sobre este tema haré una pequeña reflexión personal al final.

Ya en las primeras rampas de subida noto que este año va a ser complicado y cuando iniciamos la primera bajada hacia Villalonga empiezo a tener dudas si podré terminar la carrera.

Llego como puedo al avituallamiento. En estos tramos los tobillos no sufren, pero el sobrepeso y la falta de entrenamiento hace que la subida se me haga eterna y muy dura. Pero si eterna y dura se hizo la subida, no os podéis imaginar lo que fue la bajada.

En cualquier otra carrera, habría sopesado el retirarme, pero esto era la Botamarges y en lugar de pensar en la retirada mi mente se puso a cavilar. Tenía la esperanza que nuestros incondicionales Conchi, Eva, Josep, Jesusín y Carlos encontraran el avituallamiento de las antenas de Benisili que el año anterior no pudieron encontrar. La idea era poder vendarme los tobillos, cambiar de zapatillas y ver como respondía el cuerpo.

Les cuento lo que me pasa y manos a la obra, aunque al final los tobillos me los vendaron los servicios médicos de la carrera. Así, con zapas nuevas, tobillos vendados y fuerzas renovadas salimos del avituallamiento. Yo la verdad, como si me hubiera cambiado entero. Poco a poco van pasando los kilómetros. Creo que nunca he trotado durante tanto tiempo en esta carrera, pero si no lo hago no llegamos a los tiempos de corte. No voy a cansaros con la dureza de la carrera y lo mal que lo pasé, tampoco ha sido la Botamarges en la que lo he pasado peor.

Bueno pero ya se sabe, sarna con gusto no pica. Iban acompañando a un corredor. Al final 14 horas y 57 minutos. Ya en meta nos enteramos de que Elías tuvo que abandonar a solo 10 km del final debido a un problema en el estómago. Sin él estas aventuras no serían lo mismo. Gracias por quedarte conmigo y sacrificar tus tiempos por acompañarme. Hemos llegado a ser hasta corredores, con inscripciones que se agotaban en tres días.

El año pasado fuimos unos y este año Para mí la Botamarges es la carrera ideal. Así pues, ya estoy esperando la Botamarges Esta carrera de km discurre por el termino municipal de Elx. Una gran organización, a mi entender, con muy buenos avituallamientos y unos voluntarios preparados y dispuestos a ayudarte en todo lo que necesitaras.

Normalmente no representa un problema, porque suele ser mi ritmo, pero la Transilicitana nació como una prueba senderista y sigue manteniendo esa esencia, con lo que hay mucha gente dispuesta a hacerla caminando.

Somos unos los participantes que nos hemos dado cita en la linea de salida. Su primera maratón ha sido en Sevilla y quiere tomarse esto con calma. Poco describiré el recorrido de la carrera. Sabía a lo que venía, mucho camino, mucho asfalto y poca montaña. La idea era correr el mayor tiempo posible y así va transcurriendo la carrera.

Allí, como si de una comida campestre se tratara, nos sentamos sobre la hierba a la sombra de una olivera y a comer y beber. Después de unos 35 minutos mas que un avituallamiento ha sido un comilona salimos.

Cuesta un poco arrancar, pero poco a poco cogemos el ritmo. Un par de kilómetros antes del avituallamiento del polideportivo del Altet Km 39 empiezo a notar molestias en el estómago. Los dolores aumentan y no veo el momento de llegar al avituallamiento. Les pido a todos que salgan y me quedo comiendo algo.

Barajo la posibilidad de retirarme. La molestia en el estómago sigue ahí. Me pongo a caminar. Sigo con la sensación de querer ir al baño y sigo con los dolores. Dejo de tomar pastillas de sales y geles. Las estoy pasando putas, pero ya queda poco para el avituallamiento del cementerio del Altet, Km 49, donde tengo previsto cambiarme de ropa. Cuando llego al avituallamiento veo la cara de alivio de Conchi. Yo no puedo y él no para. Me cambio de ropa.

Salgo y a por el próximo avituallamiento. El ritmo que llevo caminando no es el que suelo llevar cuando estoy bien, pero alcanzar a gente me anima un poco. Sigo sin tomar sales ni geles, pero no olvido tomar agua. Ha hecho bien y ha seguido.

Ha hablado con un médico y le ha dado algo para mi estomago. Paso de los A falta de dos kilómetros para el avituallamiento del Km 66 parece que la molestia ha remitido bastante, pero ya no me preocupa. Entro en el avituallamiento y ahí lo veo, con su sonrisa y saludando a todo el mundo. Pepe no ha podido resistir, es lo que tiene pasar al lado de casa y estar hecho polvo.

El estómago ha podido con él. A la próxima seguro que lo consigue. Me acerco y saludo al Presi y me dice que Conchi tiene lo que le ha dado el médico para mi. Veo que me lo dice con una sonrisita que…. Conchi me lo enseña y me dice que es un enema. Buff, no lo veo yo, no lo veo. Menos mal que fue Conchi la que me ayudó a perderla que si no….

Esta parte del recorrido ya la conocemos porque la semana anterior estuvimos entrenando por aquí. Cada vez me voy encontrando mejor. Como hace tiempo que no tomo ninguna pastilla de sales, tomo una y enseguida vuelven las molestias. Empiezo a pensar que algo ha cambiado en la composición de las sales que me ha afectado al estómago. Molestan, pero las llagas en los pies es algo que suelo soportar bastante bien.

Estamos en el avituallamiento del Km Un par de caldos calentitos, que se convierten otra vez en el mejor gel, cargamos agua y yo algo de isotónica para suplir las sales, nos despedimos de las chicas a las que ya no volveremos a ver hasta la meta y a seguir.

A partir de aquí se concentra gran parte del desnivel de esta prueba. Caminamos a buen ritmo, a muy buen ritmo diría yo. Es nuestro terreno y cuando llegamos arriba….. Ahora si es la nuestra. Seguimos adelantando a gente sin parar. En el avituallamiento del Km 92 casi no paramos, reponemos agua y salimos pitando. El reloj me avisa.

Transilicitana, la mare que ta parit!! Al final hemos entrado casi juntos. Bien pues ya sabéis, si queréis una carrera para coger fondo y no os importa pasar horas y horas corriendo por asfalto y caminos, esta es vuestra carrera.

Este año la gente de Lurbel nos proponía para su Desafío Aitana tres pruebas con tres distancias muy diferentes:. Un total de seis corredores de A To Trapo nos inscribimos a este desafío El día amaneció despejado, algo fresquito, ideal para correr. Conforme fueron pasando las horas pasamos del calor casi agobiante, al frío de la noche. En cuanto a la organización de la carrera, para mi gusto ha estado bien.

Los avituallamientos bien colocados y completos, incluso habían geles y botiquín en la mayoría de ellos. Para mí los avituallamientos de 9 sobre 10, excepto el del final. Una carrera que pretende ser el referente nacional de las ultras no puede dejarte en meta sin tu ración de plancha.

Si no va a haber para todos, no lo pongas en la ficha técnica. Lo que les queda que aprender a estos de la Lurbel de otras carreras… com no vaig a estimarte Botamarges. Bolsa del corredor completita, camiseta, calcetines largos y calcetines cortos, por lo menos para los corredores de la K.

Quiero hacer una mención especial a los voluntarios. Madre mía como les temblaban las manos a algunos cuando te ponían agua o coca-cola. Bueno, vayamos al grano. Llegamos, la verdad con el tiempo un poco justo, unos 15 o 20 minutos antes del pistoletazo.

Veo la pancarta y por suerte localizamos sin problemas, justo antes de entrar en el corralito a nuestros compañeros en la K. Nos deseamos suerte, unas fotitos para la posteridad y repartimos las barritas energéticas de Chocolates Tonda.

Mientras nos dirigimos a la salida, me fijo en Josemi y Esteban y pienso que estos hoy van a volar. Después supimos que hizo una buena carrera para lo que le había sucedido el día anterior, ya que se hizo un esguince.

Nos tomamos con tranquilidad la salida, lo que nos permite ver como las primeras unidades han salido como si de una media maratón se tratara. Van a intentar hacer la carrera juntos. Ya no los volveríamos a ver, aunque si que estuvimos informados de cómo iban en carrera. Vaya par de Titanes. Intento localizar entre la multitud a los Mutxameleros del equipo objetivo, sobre todo a Joan Andreu y Marcos que también participaran en la K, pero no consigo verlos.

El primer escollo a afrontar es Sierra Cortina. La subimos a buen ritmo, todos los corredores vamos en fila india, y la imagen de la serpiente de frontales es impresionante. Desde su cima, situada a unos metros de altura, tenemos unas preciosas vistas de Villajoyosa, Benidorm y Calpe, sobre el reflejo del mar y bajo las estrellas.

Una vez finalizada Sierra Cortina iniciamos la aproximación al Puig Campana, donde coincido con Nacho Bernabeu, Mutxamelero de corredores solitarios que participa en la modalidad de 80K y que tiene una cuenta pendiente con esta distancia. Antes del ataque al Puig Campana se encuentra el avituallamiento del km 15, donde cargamos agua y yo pruebo una de las barritas de Chocolates Tonda. Repuestos los líquidos y las fuerzas, a subir se ha dicho.

La subida al Puig, brutal, como siempre. Iniciamos el descenso y me viene a la cabeza el del año pasado. En el avituallamiento del km 21 vemos a Marcos y a Joan Andreu. Ellos van a salir ya. Ya no nos separaríamos hasta el final de la carrera. De camino al siguiente avituallamiento km 32, subida al Comptador , sufro el primer contratiempo.

El caso es que he intentado seguir el ritmo de mis compañeros y en una subida complicada hago mas esfuerzo del debido con la pierna derecha y sufro un tirón tremendo en la parte interior del muslo. El dolor es muy fuerte y pienso que es el final. Estoy muy enfadado y me doy un par de golpes con la mano en el muslo maldiciendo mi mala suerte y…. Les pregunto como van.

Bueno en estas carreras tan largas todos pasamos por momentos complicados. Si quieren ir contigo que te esperen. Me olvido de ellos y a mi ritmo subo por la zona del Racó Ample, hasta alcanzar los metros de altura, para una vez alcanzada esta, empezar a bajar hacia Benimantell.

Bajo feliz porque allí voy a encontrar a Josep, Conchi y Eva. Vaya equipo de amimador s que tenemos. Sin ell s las carreras no serían lo mismo. Gracias por estar ahí, y por sufrir tanto como nosotros. Solo decir que pasaron toda la noche de avituallamiento en avituallamiento, casi sin pegar ojo y pasando tanto frío como nosotros. Saber que en el próximo avituallamiento vais a estar ahí nos da fuerza para llegar. Me quedo un poco fuera de juego viéndolos allí, comiéndose un bocata tan tranquilos.

Putas en arenales sin cortar

AMERICANO HINDI

TRANSGÉNERO VOYEUR